loader

Nuestra Historia

Como se sabe y ha sido demostrado por diversos autores, la ganadería más antigua del mundo que aún está en pie es la de Atenco y data de 1522. Sobre estos pilares mexiquenses se soporta nuestra historia taurina, pues quien trajo por primera vez toros a la Nueva España fue Hernán Cortés con el permiso de Carlos V. Esa hacienda, que era propiedad de don Juan Gutiérrez Altamirano, sobrino del conquistador (según algunos historiadores, eran primos), la recibió como repartimiento, tenía una gran extensión, pues abarcaba de Santiago Tianguistengo hasta Calimaya, de norte a sur y, de oriente a poniente, de Metepec a San Mateo Atenco.

A finales del mismo año se unieron Rancho Seco y Coaxamaluca y en 1931 hicieron lo propio Jalpa y Santín, para llegar a 15 miembros. Cinco años más tarde, en 1936, el entonces Presidente de la República Mexicana, General Lázaro Cárdenas, promulgó la Ley de Asociaciones Ganaderas, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de mayo de ese mismo año, la cual exigía que los ganaderos mexicanos debían unirse en asociaciones de carácter local, regional y nacional.

El 13 de junio de 1946 ingresó, como Asociación Ganadera de Criadores de Toros de Lidia, a la Confederación Nacional Ganadera, con el número de patente 1639, y le fue asignado como jurisdicción el territorio nacional. Dos años más tarde, el 26 de octubre de 1948, la Secretaría de Agricultura y Ganadería emitió un oficio: “… no siendo posible de que ustedes formen las tres Asociaciones a que hace referencia la Ley respectiva, para integrar una Unión Regional, y estando conforme la Confederación en que se acceda a lo que solicitan no perjudicando a terceros, esta Dirección (Dirección General de Ganadería) no tiene inconveniente a que su denominación sea "Unión de Criadores de Toros de Lidia de México. A.C.".

En 1967, la misma Secretaría de Agricultura y Ganadería emite el siguiente oficio: "Se expide la presente patente para funcionar a la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia. que venía funcionando como Unión Nacional, quedando registrada con esta fecha bajo el numero 1639, con antigüedad del 13 de 1946, fecha inicial de su constitución como Asociación.", (A.N.C.T.L.)

A lo largo de su trayectoria, los ganaderos mexicanos han sabido apoyarse entre sí y han logrado superar muchos obstáculos, lo que solamente unidos sería posible hacer. Han combatido epidemias que azotaron sus dehesas. Una constante actualización en nuevos métodos de salud y administración de sus Haciendas, ha permitido el desarrollo de Nuestro Toro, sin menoscabo de la libertad de actuar de cada socio. Y los ganaderos se han consolidado como los mejores proveedores de la materia prima para el espectáculo, han promovido y apoyado a los miembros para exportar sus productos y probarlos en plazas del extranjero; siempre se han interesado en obtener buenos alimentos para mejor desarrollo del toro mexicano; han salvaguardado los intereses de todos los ganaderos en las relaciones comerciales que realizan con sus productos; se han caracterizado por ser grandes alentadores de la cultura taurina, dando conferencias y editando material que permita a la afición comprender con claridad el desarrollo del toro en la plaza y han difundido la vida de éste en la intimidad del campo.


Encastes

Nuestros Objetivos

La ANCTL realiza un papel muy importante en el desarrollo taurino de México, tiene un fuerte compromiso con la afición mexicana, los servicios de sus agremiados hacen coro con la afición para el buen desarrollo de la misma, por esta razón tiene metas claras y al ir cumpliéndolas permite que tengamos un espectáculo de alto nivel tanto en lo profesional como en lo artístico, entre algunos objetivos:

259

Ganaderías

24

Estados Ganaderos

13

Delegaciones Estatales

Nuestra Función

El elemento más importante del espectáculo taurino es sin duda alguna su majestad el toro bravo, pues, obviamente, sin toros no habría fiesta.

La ANCTL representa a todos los ganaderos de reses bravas de nuestro país y siempre se ha caracterizado por ser una gran promotora de la fiesta, desde las raíces más básicas e importantes, como son los tentaderos en que abren sus puertas a los jóvenes valores de la baraja taurina mexicana, con el fin de que se entrenen y cuando llegue la hora de la verdad estén preparados para poderle al toro, hasta la difusión de la cultura taurina mexicana, con libros, revistas y videos para poder llegar a los aficionados.

Es además un motor importantísimo en la economía nacional, pues de su actividad diaria se desprenden una serie de relaciones comerciales y productivas que dependen de la fiesta y aportan una derrama económica de alto valor.

Alrededor del toro giran ganaderos, toreros, subalternos, empresarios, transportistas, artistas, medios de comunicación, imprentas, taquilleros, acomodadores, vendedores, monosabios... y una lista interminable de fuentes de trabajo, de manera que esta Asociación procura mantener el flujo de comunicación entre estos sectores, con miras al buen funcionamiento y al logro de las mejores condiciones para los interesados.


Toro Bravo

En la fiesta de toros, tal como su nombre lo dice, el elemento fundamental es el toro, el toro bravo. Sin él, ella no podría existir.

Leer Más

Actividad Ganadera

Actividades

Toro Bravo

El toro bravo, dos sencillas palabras, encierran una profundidad ancestral, mágica, única en el mundo.

Leer Más

Nuestras Noticias

LEER NUESTRAS ULTIMAS NOTICIAS